5 cosas que debes saber al comprar productos chinos

Sin importar el producto chino que se quiera comprar o importar de China, hay ciertas cosas que se deben considerar para que al final la compra resulte tal como lo esperábamos. Hay que recordar que el envío de productos defectuosos o peligrosos, casi nunca son devueltos a China, además que el proveedor es poco probable que quiera enviar el producto gratis nuevamente. Por ello, a continuación te hablamos de cinco cosas que debes saber al comprar productos chinos.

5 cosas que debes saber al comprar productos chinos

1. Encontrar el proveedor adecuado

Muchas personas que compran productos chinos lo hacen en base a algún tipo de muestra en alguna feria comercial o por el estilo. Esta no es la forma de escoger un proveedor, por lo que lo más conveniente es verificar que se trate de una compañía respetable e intentar conseguir referencias de otros clientes, incluso ponerse en contacto con ellos. También hay que asegurarse que la compañía esta familiarizada con las normas reguladoras del mercado local y si se trata de ordenes pequeñas, lo más recomendable es evitar a los grandes fabricantes ya que es muy probable que nos den los precios más altos.

2. Definir con claridad el producto que se requiere

Hay compradores a los que les basta una muestra del producto en pre-producción para hacer el deposito. Pero de nuevo, esto no es suficiente y además es bastante ariesgado. Aquí hay que considerar pasa los estándares de seguridad del propio país, el etiquetado de su producto, su envasado, si es lo suficientemente fuerte como para proteger el producto durante el traslado, etc. Estas son sólo algunas de las muchas cosas sobre las que el comprador y su proveedor deben llegar a un acuerdo por escrito antes de finiquitar la compra. Lo importante es hacer hincapié en las características o especificaciones a detalle que se desean del producto de tal manera que no hay lugar para una mala interpretación.

3. Condiciones de pago razonables

El método de pago más común es la transferencia bancaria, siendo los términos estándar un depósito del 30% antes de comprar el producto, con el 70% restante a ser pagado después de que el proveedor envía por fax la orden de embarque para el comprador. En cualquier caso es fundamental negociar condiciones de pago razonables que no sean desproporcionadas, por lo que se recomienda el método de pago Carta de crédito irrevocable, que a pesar de tener comisiones bancarias más altas, ofrecen mayor protección, principalmente cuando se hacen pedidos muy grandes.

4. Control de la calidad del producto

Se podría pensar que estando el producto en China es muy difícil hacer un control de calidad, sin embargo esto puede hacerse a través de una empresa de inspección que se encarga de gestionar este proceso en representación del comprador. Para la mayoría de los envíos estas empresas de control suelen cobrar alrededor de 300 dólares, siendo la inspección aleatoria final el tipo más común de control de calidad.

5. Formalizar todo lo anterior

Una vez que se han comprobado todos los aspectos anteriores y con la intención de reducir al mínimo los riesgos, es fundamental que se compre el producto en virtud de un acuerdo OEM, de preferencia uno que este en chino. Este contrato disminuirá las posibilidades de problemas, al mismo tiempo que le dará al comprador una mayor influencia en caso de que se presente algún problema de cualquier tipo. Si se lleva a cabo todo esto entonces el proveedor sabrá que esta tratando con un comprador profesional y con experiencia, lo que le generará una sensación de respeto y hará más factible que este de acuerdo con sus peticiones.

2 comentarios
  1. demi
    | Responder

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *